Periodismo responsable Reportajes

Igualdad en acción: tejiendo un futuro equitativo

Pexels

La igualdad entre hombres y mujeres no es un asunto que pueda ser ignorado; es un requisito esencial para el desarrollo integral de cualquier sociedad. «La igualdad es un derecho, no un privilegio. Únete a la lucha por un mundo donde todos tengamos las mismas oportunidades», resuena como un llamado urgente a la acción. En este artículo, exploraremos por qué la igualdad debería ser una preocupación central, destacando su profundo impacto en áreas críticas como la reducción de la pobreza, la promoción de la salud, la educación, la protección y el bienestar de niñas y niños.

A nivel global, nos enfrentamos una realidad alarmante: el 35 % de las mujeres entre 15 y 49 años han sido víctimas de violencia física o sexual por parte de sus parejas o personas no vinculadas sentimentalmente. Asimismo, 1 de cada 3 niñas entre 15 y 19 años ha experimentado mutilación genital femenina o ablación en 30 países de África y Oriente Medio.

Estas formas de violencia no solo afectan a las mujeres y niñas a nivel individual, sino que también corroen su calidad de vida en general, impidiendo su participación activa en la sociedad.

La igualdad no es solo un objetivo noble, sino una necesidad urgente. Erradicar la violencia y empoderar a las mujeres y niñas contribuye a la creación de una sociedad más fuerte y resiliente. La igualdad es un derecho que no puede ser postergado ni negado, y su consecución es esencial para construir un futuro más justo y equitativo.

Puede consultar la Política de Privacidad. Este sitio web de la hace uso de las cookies, si continúa navegando, está aceptándolas.    Más información
Privacidad