Multimedia RSEmprende

¿Cómo empezar un negocio desde cero siendo madre? | Elena Iniesta

En esta conversación con Elena Iniesta, consultora murciana, exploramos los inicios de su aventura como emprendedora y los desafíos que enfrentó al sumergirse en el mundo de la consultoría. Desde equilibrar la maternidad hasta abrazar proyectos de igualdad, Iniesta comparte sus experiencias y ofrece valiosos consejos para aquellos que consideran dar el salto a la autonomía profesional.

Entrevistador: ¡Hola, Elena! Qué alegría tenerte hoy con nosotros. Cuéntanos, ¿cómo empezaste en esto de ser consultora?

Elena Iniesta: ¡Hola! Gracias por la invitación. Mi historia laboral arrancó en trabajos más tradicionales. Pero en 2012, cuando me convertí en mamá, tuve que cambiar las cosas y adaptar mi trabajo para poder cuidar a mis hijos.

Entrevistador: ¿Cómo surge la elección de convertirte en consultora?

Elena Iniesta: La decisión fue bastante sencilla, ya que contaba con el ejemplo de mi hermano, quien ya había iniciado su propia andadura como consultor.

La libertad de ser mi propia jefa y organizar mi tiempo fueron factores determinantes, especialmente al enfrentar horarios poco flexibles como empleada.

Entrevistador: ¿Cómo fueron tus inicios profesionales?

Elena: Los primeros pasos fueron desafiantes, al abandonar el respaldo de una organización para buscar mis propios proyectos. Pasé de gestionar recursos humanos en una empresa a forjar mi camino fuera de ese entorno estructurado. Fue un proceso gradual, pero cada desafío fue una lección valiosa.

Entrevistador: Mencionabas proyectos de igualdad. ¿Cómo es la relación con el cliente y la administración en este ámbito relativamente nuevo?

Elena: La relación con el cliente y la administración en proyectos de igualdad es un terreno nuevo y desafiante, especialmente con las obligaciones legales actuales. La sociedad murciana y el entorno empresarial aún están adaptándose a estos cambios, pero poco a poco se está logrando integrar la igualdad como una normalidad empresarial.

Entrevistador: ¿Cómo has vivido a nivel profesional ser mujer? ¿Has enfrentado mayores desafíos?

Elena: Afortunadamente, mi género no ha sido un obstáculo significativo en mi carrera. Mi entorno ha sido receptivo, pero reconozco que aún hay desafíos que la sociedad debe abordar para normalizar la participación femenina en el ámbito empresarial.

Entrevistador: Para finalizar, ¿qué consejo le darías a alguien que está considerando ser autónomo o autónoma?

Elena: Les diría que analicen y tengan claro lo que quieren para el futuro. Trabajar en una empresa privada ofrece seguridad, pero ser autónomo también tiene sus ventajas, como la libertad para buscar tus propios proyectos. Superar retos y convertir los problemas en oportunidades.

Al final, ser independiente implica asumir responsabilidades, pero el esfuerzo y la dedicación, a menudo, se traduce en recompensas. ¡Ánimo y a por ello!

Puede consultar la Política de Privacidad. Este sitio web de la hace uso de las cookies, si continúa navegando, está aceptándolas.    Más información
Privacidad